Conjunto histórico

Casco histórico

El casco histórico de Tolosa, de trazado medieval, con pequeñas calles estrechas y paralelas a la curva que hace el río Oria a su paso por la ciudad, concentra la mayor parte de los edificios históricos y monumentos de la localidad, como la Puerta de Castilla, de estilo neoclásico, la iglesia de Santa María, gótica, o el Ayuntamiento barroco. La ciudad también cuenta con un importante patrimonio de arquitectura civil, destacando el Palacio de Idiákez, levantado en la actual plaza Zarra a principios del siglo XVII según gusto barroco, y donde vivió Samaniego; el palacio de Iturriza, de finales del XVI, con una magnífica balconada central jalonada por dos escudos; el palacio de Aramburu, casa solariega del siglo XVII levantada en estilo barroco vasco en la que destacan su entrada principal, el balcón y el escudo de su fachada; y el palacio de Atodo, también de estilo barroco del siglo XVI con un precioso balcón y un escudo en su fachada.

Palacio Idiakez

Quizás el punto de arranque más apropiado para conocer la ciudad sea la Plaza Triangular de los Fueros, que, además de estar situada en el centro de la ciudad conecta la parte vieja y la moderna. En pleno casco histórico podremos visitar:

La puerta de Castilla
Antiguamente era la entrada de la ciudad. Se trata de un arco neoclásico del siglo XVIII emplazado donde antes estaba una de las puertas de las antiguas murallas.

Iglesia Parroquial de Santa María
Templo de grandes dimensiones levantado durante los siglos XVI y XVII en estilo gótico vasco aunque también contiene elementos barrocos, como una torre que se le añadió en 1761. Su interior se articula en tres naves y cuenta con una rica ornamentación fundamentada en murales y bajorrelieve. La fachada barroca presenta dos torrecillas unidas por una esbelta balaustrada.

El AyuntamientoAyuntamiento
Edificio del siglo XVII levantado en la popular plaza Zarra. Es de estilo barroco, con la planta baja porticada, fachada de ladrillo y balcones de hierro forjado. Para su construcción entre 1657-1672 se tuvieron que comprar cinco solares medievales: dos para el propio edificio y tres para dejar una plaza delante, la Plaza Zaharra.

Mercado del Tinglado
Uno de los edificios más singulares de la ciudad y que alberga el mercado. Su nombre en euskera Zerkausia se refiere a su ubicación sobre la cerca, donde desde hacía siglos seTinglado reunían los agricultores de la zona para vender o intercambiar sus productos. Derribado el antiguo cobertizo en 1898, en los años siguientes se levanta un nuevo edificio de estructura metálica, siguiendo las nuevas técnicas constructivas y empleo de materiales novedosos que trajo el nuevo siglo. Ha vuelto a ser renovado en el año 2006. En la actualidad se celebra cada sábado el mercado de productos autóctonos. Más allá del centro histórico hay otros edificios reseñables como el Convento de Santa Clara, levantado en el siglo de Santa Clara, levantado en el siglo XVII, el Palacio de Justicia, del siglo XIX, o la Iglesia de San Francisco.

Convento de Santa ClaraConvento de Santa Clara
Construcción barroca del siglo XVII que cuenta con una iglesia del XVIII. Edificio de 1666, situado al otro lado del Puente de Navarra. El templo es barroco, así como el retablo de su altar mayor, obra del arquitecto Ignacio de Ibero. A él pasó la comunidad de religiosas que desde su fundación en 1612 ocupaba el Palacio de Iturritza en la calle Korreo. Fue hospital militar durante la guerra de Independencia y en las guerras carlistas. A su lado se encontraron interesantes enterramientos de soldados de estas épocas.

Plaza Euskal HerriaPlaza Euskal Herria

Es el primer ensanche de la población. La plaza, de 50 metros de lado, y sus edificaciones circundantes se van construyendo a lo largo de todo el siglo XIX. El edifico central es el antiguo Palacio de Justicia, de estilo neoclásico. Obra de los arquitectos locales Unanue y Escoriaza, fue Palacio de Justicia y cárcel del partido judicial. En él estuvo preso el bardo Jose Mari Iparraguirre y durante su estancia escribió la canción “Nire amak baleki” en la que cuenta a su
madre su situación.

Convento e Iglesia de San Francisco
Conjunto arquitectónico de estilo herreriano levantado entre los siglos XVI y XVIII. En su interior destaca un precioso retablo de Ambrosio de Bengoechea.

Palacio de Justicia
Se levanta en la plaza porticada de Euskal Herria, y se trata de un edificio neoclásico de 1853.

0 Comentarios

Deja un comentario