Conjunto histórico

Fuente de Cibeles

La fuente de Cibeles es una de las maravillas de la ciudad de Madrid tanto por su belleza como por todo lo que se encuentra a su alrededor. Situada en la confluencia del Paseo de Recoletos y la Calle de Alcalá y cerca de muchos de los lugares más emblemáticos de la capital. Esta fuente es famosa por acoger las celebraciones del Real Madrid.

Fuente de la Cibeles

La fuente muestra a la diosa Cibeles, símbolo de la tierra, la agricultura y la fecundidad, sobre un carro tirado por leones. La diosa y los leones fueron esculpidos en mármol cárdeno de Toledo y el resto en piedra. Por estar enclavada en un lugar tan céntrico, por su ajetreada historia, y por acoger tradiciones recientes como lugar de celebraciones deportivas se ha constituido como uno de los símbolos más conocidos de Madrid.

 

Palacio de CibelesPalacio de Cibeles

El Palacio de Cibeles es en la actualidad el ayuntamiento y también un centro de exposiciones. Se puede visitar sus exquisitos interiores y subir al mirador de la Torre para tener una vista panorámica de 360º de la capital. Se trata de un edificio magnífico cuyas plantas y rincones merecen la pena recorrer. En la planta 0 existe un espacio para la lectura o el descanso y fotografías del antes y después de la rehabilitación del Palacio. También se conservan los antiguos puestos de correos como eran en su día cuando era la sede de la Sociedad de Correos y Telégrafos.

Para subir a la terraza y obtener unas vistas únicas de Madrid, hay que sacar un ticket en la entrada. Los tickets son limitados y suele haber cola para comprarlos. A las 17:30 h. se realiza el último pase de visitas a la terraza. 

Edificio Metrópolis

Edificio Metrópolis

Edificio conocido, fotografiado y admirado por cada uno de los turistas que visita Madrid. Con sus 45 metros de altura no pasa desapercibido. La compañía de seguros Metrópolis habita este edificio desde 1972, y desde entonces ha sido la encargada de restaurar su fachada y cuidar de este icono madrileño. Llama la atención su espectacular cúpula, la puerta de entrada delicadamente trabajada en hierro forjado y con numerosos detalles en los que merece la pena fijarse, y las esculturas que hay en sus laterales.

 

El dato curiosoCúpula edificio Metrópolis

La torre circular está coronada por una cúpula de pizarra con incrustaciones doradas, que por su semejanza con el casco de los bomberos se denomina “estilo Pompier” (bombero en francés). Originariamente, soportaba el símbolo de la compañía, una estatua alegórica de bronce del Fénix sobre el cual había una figura humana con el brazo alzado representando a Ganímedes. A principios de los setenta fue reemplazada por la estatua que se puede observar en la actualidad, que representa la Victoria Alada.

 

Puerta de Alcalá

En la plaza de la Independencia, atravesada por la calle de Alcalá y Alfonso XII y muy cerca de la famosa Plaza de Cibeles, se encuentra la Puerta de Alcalá, uno de los monumentos más famosos de Madrid. Es una obra de Sabatini de estilo neoclásico formada por tres arcos y dos puertas cuadradas. Es del año 1778 (tardó 9 años en terminarse) y se construyó con granito de la sierra madrileña. Sabatini la concibió para celebrar la entrada del rey Carlos III en la ciudad de Madrid. Además marcaba el límite de la ciudad por el este, y servía para entrar o salir de la urbe, siendo paso de una cañada real, es decir, paso de los rebaños de ovejas.

Puerta de Alcalá

El dato curioso

En 1986 Ana Belén y Víctor Manuel grabaron una canción titulada “La Puerta de Alcalá” que la hizo famosa en medio mundo y que dice así:

Miro de frente y me pierdo en sus ojos
sus arcos me vigilan, su sombra me acompaña
no intento esconderme, nadie la engaña
toda la vida pasa por su mirada.
Ahí está, ahí está
viendo pasar el tiempo la Puerta de Alcalá.

0 Comentarios

Deja un comentario