Puentes

Puente de Zubizuri

El Zubizuri (del euskera “puente blanco”), también conocido como el Puente Peatonal del Campo de Volantín, aunque popularmente llamado puente de Calatrava, es un puente en arco (cuya pista cuelga de él) sobre la ría del Nervión, en la ciudad vasca de Bilbao. Une el Campo de Volantín, en la margen derecha, con Uribitarte, en la izquierda.

Puente ZubizuriFue diseñado por el arquitecto valenciano Santiago Calatrava, que también dirigió el proyecto de la renovación del Aeropuerto de Bilbao. Las obras comenzaron en 1990 y fue inaugurado en 30 de mayo de 1997. El diseño consiste en un arco inclinado que une dos plataformas, con rampas de acceso y escaleras en ambas orillas, que sostiene la estructura peatonal con cables de hierro. Todo el puente está pintado de blanco, como es común entre las estructuras de Calatrava. Llaman también la atención las casi 300 lámparas que le dotan de una espectacular iluminación nocturna.

Desde su inauguración, casi simultánea con la del Museo Guggenheim, el Zubizuri fue un símbolo del nuevo Bilbao, constituyendo un elemento turístico más del paseo de la Ría. Es un paseo obligado de los pasajeros de los hoteles del Campo de Volantín al antes mencionado museo.

 

Puente Zubizuri

 

Puente Príncipes de Asturias

Su nombre oficial es el de Príncipes de España, aunque se le conoce más por el topónimo de “Puente de La Salve”. Su apertura tuvo lugar el 9 de enero de 1.972 y su autor fue el ingeniero Juan Batanero, quien se encargó de su construcción en 1.968. Fue ideado a finales de los años sesenta, para solucionar el problema del tráfico, que empezaba a agobiar el Norte de la ciudad. Fue, también, el primero de España con sistema de tirantes y uno de los pocos con tablero metálico.

Puente Príncipes de Asturias

Junto a este puente, en la margen izquierda de la ría, se encuentra el Museo Guggenheim. Es curioso contemplar cómo el arquitecto de este Museo quiso integrar, en cierto modo, este puente en el mismo, construyendo, a tal efecto y en su lado izquierdo, según se mira desde el Campo de Volantín, una torre alta con escaleras de acceso al Museo, el cual se encuentra al lado derecho.

Con motivo del décimo aniversario del Museo, se inauguró, en este Puente, la gran puerta roja de Daniel Buren, que recibe el nombre artístico de “Arcos rojos”.

0 Comentarios

Deja un comentario